Un bumerán

POR: JORGE ENRIQUE PAVA QUICENO
 
En los momentos más tormentosos de la administración de Carlos Mario Marín, le dio al infante por publicar en sus redes un refrito manipulado para desviar los ojos de una ciudadanía indignada que reclama acciones, o algún acto efectivo de gobierno en la ciudad de Manizales. Y dice Marín: “Con 2 ALLANAMIENTOS de la Corte Suprema de Justicia a la Alcaldía de Manizales se abre CAPÍTULO OCTAVIO CARDONA – MARIO CASTAÑO por el ESCÁNDALO DE LAS MARIONETAS”. 
 
Alcalde: la Fiscalía General de la Nación, en sus labores investigativas, realiza diligencias de verificación y recolección de pruebas, dentro de las cuales se encuentran visitas a entidades, para allegar el mayor número de evidencias y tener sustento en sus acusaciones. Por eso no es extraño que la Fiscalía arribe a las diferentes instituciones, adelante inspecciones documentales y recoja los diferentes elementos que los conduzca a la verdad. Lo que sí es extraño, es que todo un alcalde proceda en la forma como Usted lo hace, y viole la reserva de una investigación, en su afán de volverse protagonista de otro escándalo que le permita opacar su mediocridad administrativa.
 
El problema, Carlos Mario, es que estas actitudes se pueden convertir en un bumerán, con el solo hecho de que la propia fiscalía extienda su cobertura a la presente administración, y constate, de primera mano, lo que venimos denunciando desde hace ya 30 meses: corrupción, desgreño, asaltos al erario, contrataciones amañadas, puertas giratorias, nepotismo, ilegalidades contractuales, constreñimiento y otra gran cantidad de delitos que se han visto cubiertos por la impunidad. 
 
Muchos de sus adeptos o beneficiarios, Alcalde, me han atacado con insistencia para que me pronuncie en el resonado caso de las marionetas. Yo le respondo a Usted -para que no me mande más emisarios- que este es un proceso que está en manos de las autoridades y que, por lo que se aprecia en las constantes informaciones periodísticas, la justicia sí está actuando y no soy quien para cuestionar los procedimientos y futuras decisiones. Distinto es en su caso, pues los órganos de control y de justicia se han convertido en cómplices y conniventes, al darle la espalda a las denuncias que hemos presentado y al dilatar los procesos que deberían estar adelantando para proteger el patrimonio de los manizaleños. La diferencia es toda, entonces: en las marionetas la justicia actúa y controla; en Marin-Osorio la justicia cierra los ojos y ustedes siguen abusando.
 
No vamos muy lejos, Alcalde: uno de los últimos escándalos de Las Marionetas está orientado hacia el contubernio que habían establecido en Telecafé, por medio del cual se organizaban millonarios negocios que involucran diferentes entes territoriales. ¿Le alcanza a Usted la memoria para recordar mi denuncia (junio 4 de 2020) por su contratación con ese canal, mediante la cual desviaba millonarios recursos de su alcaldía? Por si su memoria selectiva desestima este vergonzoso episodio, la puede refrescar en el siguiente link:  https://titepava.com/2020/06/04/telecafe-y-carlos-mario/ . Ahhhh, pero eso sí no tenía nada de perversión, deshonestidad, corrupción o desgreño. ¡No! Como era Usted el directo involucrado le era permitido todo, por asqueroso que fuera. ¡Es la doble moral de esta ciudad!
 
Pero si lo aquí descrito es desastroso, lo es aún más que llevemos 30 meses de esta situación y ningún órgano de control o de justicia haya hecho algo por frenar la debacle. Y que el Concejo, siendo un órgano que se debe al pueblo, y tiene la función del control político, haya decidido en sus mayorías acompañar los deslices, corrupción, perversión y delincuencia de la administración, y doblegado ante las prebendas avalando la ineptitud y mediocridad del alcalde.
 
No hace falta pues ahondar mucho, ni manifestarse con ahínco en el caso de Las Marionetas pues, repito, está en manos de la justicia quien le ha dado prelación y se está esforzando por investigar, acusar y dejar en manos de los jueces la decisión. Lo que hace falta es insistir en el control a tanto desgreño de esta administración. Con nuevos “allanamientos” a la alcaldía de Manizales, se podrían detectar los desbordes y alianzas hasta con las propias Marionetas.
 
La puerilidad e imbecilidad del alcalde terminarán siendo un bumerán. ¡Bienvenido!
 
 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: