Los miserables

POR: JORGE ENRIQUE PAVA QUICENO
 
Sinceramente pensaba que la administración Marín solo iba a representar cuatro años perdidos para la ciudad y que se recordaría como la más inútil, corrupta e inepta en la vida de Manizales. Estaba convencido, además, de que el letargo en que nos encontrábamos los manizaleños nos había condenado a seguir en manos de gobernantes perversos que, gracias al constreñimiento que bien saben cometer los actuales, y al derroche de mermelada y dádivas, tenían garantizada su perpetuidad en el poder.
 
¡Pero no! Después de la amarga visita del presidente Petro (manipulada, concentrada, y descaradamente usurpada por el clan Marín-Osorio), Manizales y Caldas reaccionamos y se surtió un fenómeno histórico: nos unimos en un bloque sólido en defensa de la región y en rechazo de las actitudes mezquinas de dos sujetos que terminaron representando una vergüenza para el pueblo manizaleño: el alcalde Marín, y su primo, el representante Osorio.
 
Paradójicamente, lo que habíamos tratado durante años desde diferentes grupos sociales, económicos, industriales, periodísticos, políticos, de servicios y académicos, se logró en un instante: ¡Unión! Con la sola reproducción de un video donde quedan en evidencia las incoherencias del alcalde, su mezquindad, las intenciones aviesas en contra de la ciudad, el desprecio por sus gentes, el resentimiento social, la lucha de clases, y el oportunismo politiquero que lo caracteriza; con la sola reproducción de ese video, repito, los caldenses cerramos filas y nos unimos sólidamente entorno a Manizales y la región. Y formamos un bloque que va creciendo y se va fortaleciendo con manifestaciones de asociaciones, entidades, gremios, alcaldes y demás grupos de poder que rechazan enfáticamente a Marín y apoyan irrestrictamente a Aerocafé. En resumen, este alcalde mediocre, corrupto e incapaz terminó logrando lo que nunca pensó: unir en su contra a Manizales y Caldas, y fortalecer el sueño regional.
 
Por otro lado, esa amarga visita presidencial también sirvió para evidenciar los intereses del alcalde, del representante Osorio y del fatídico Pacto Histórico de utilizar demagógicamente una obra que se había logrado blindar de injerencias politiqueras. Hoy aparentemente la destruyen, para luego posar de salvadores. Porque el video mencionado tuvo que ser captado por alguien muy cercano al alcalde y al presidente, pues fue tomado en una góndola del cable aéreo de acceso totalmente restringido. Y más parece una pantomima con un libreto donde actúan Marín, Petro y el ministro de transporte, siguiendo unas líneas claras de degradación del proyecto y de exacerbación de lucha de clases. 
 
Y entonces, de un momento a otro, el aeropuerto pasa de ser una obra de interés nacional, a embeleco de una élite; el transporte aéreo pasa de ser un medio de locomoción, acercamiento de distancias, comunicación expedita, multiplicación comercial, complemento turístico y elemento esencial del desarrollo económico, a un lujo utilizado solo por ricos que se pueden dar el boato de “montar en avión”; y los cafeteros e industriales, pasan de forjadores de nuestra riqueza económica, a ser quienes se han robado los dineros del proyecto durante los últimos veinte años. ¡Alcalde Mezquino!
 
Y ante esta estulticia, otros aprovecharon para degradar a sus enemigos políticos. De ahí que Mauricio Londoño, presidente de la Asamblea de Caldas, en venganza con el gobernador, haya propuesto una consulta popular para definir el futuro de Aerocafé (proyecto legalmente irreversible) y, luego de causar el daño, recular enviando una carta con sustentos jurídicos incuestionables. No, Mauricio, con las irresponsabilidades de Carlos Mario tenemos de sobra. 
 
De manera pues que el alcalde, por fin, terminó sirviendo para algo: para unir las fuerzas de Manizales y Caldas en defensa de Aerocafé. Pero, además, se develó su verdadera cara ante el mundo: la de un ser miserable que, junto a su primo representante, dinamitan nuestros sueños y hoy pretenden posar de víctimas. Y como ahora se proponen traer la fuerza parlamentaria petrista para sabotear el proyecto, las fuerzas vivas de Manizales y Caldas tendrán que estar alerta, inamovibles, sólidas y compactas para defenderlo; y aprovechar para mostrar, de una vez, la catástrofe que la mediocridad de Marín ha ocasionado en la ciudad. Tenemos que abrirle al mundo la Manizales en ruinas por obras inconclusas, proyectos inviables, saqueados y penetrados de corrupción, para demostrar quienes son los verdaderos miserables.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: