Carta a Bernardo Mejía Prieto

POR: JORGE ENRIQUE PAVA QUICENO

Doctor Bernardo: durante lustros Usted ha participado en la empresa pública de esta comarca, y ha merecido el respeto, consideración, aprecio y reconocimiento social por sus buenas maneras, dedicación y manejo profesional. Por eso quiero escribirle estas líneas no al hombre bueno, decente, amistoso, aplomado y caballero a carta cabal que es Usted, sino al líder social; al funcionario administrativo y público; a la persona que ha sido nuestra garantía y hoy nos decepciona:

Su participación en el engendro creado por el alcalde Marín, Ideas Más, dándole el carácter de mixta a la empresa y, con ello, alejándola de los controles en la contratación pública, ha causado un revuelo en los diferentes círculos económicos, políticos y sociales de la ciudad. Y no porque Usted carezca del derecho a participar en negocios de altísima rentabilidad, pues esta es la esencia comercial del ser humano. ¡No! Es porque su participación minoritaria del 1 %, le está dando patente de corso a una sociedad con intenciones espurias para manejar, no solo el presupuesto total de esta corrupta alcaldía, sino los de las próximas administraciones a través de vigencias futuras y empréstitos a mediano plazo aprobados por el Concejo. 

Y es ahí donde radica el problema, doctor Mejía: el esguince evidente que esta administración le hace a la ley 80/93, y el disfraz que le pone a Ideas Más constituyéndola como Empresa de Servicios Públicos, no puede ser más descarado y degradante. Porque significa que, como lo dijo el propio gerente de Infimanizales el pasado lunes en el Concejo de Manizales, Ideas Más se va a dedicar básicamente a proyectos de Energía, Infraestructura e Ingeniería, rubros que abarcan los principales aspectos presupuestales del municipio y que se saldrán entonces de la órbita de control de lo público.

Su nueva inversión, doctor Bernardo, si bien es supremamente rentable, también es fatídicamente antiética. Y así lo demostraron los valientes concejales cuando desglosaron una a una las aberraciones que se cometieron con Ideas Más desde su constitución, hasta la autoasignación del contrato de administración de la línea III del cable aéreo, la cual está llena de descaros, ilegalidades, direccionamientos y actos vergonzantes. Y fue Usted testigo de la ausencia absoluta de defensa, tanto de los concejales de la bancada arrodillada al alcalde, como de los funcionarios citados a ese evento.

Se escudó el gerente de Infimanizales en la conformación de un “Comité Técnico” que manejará “profesionalmente” los principales aspectos contractuales de Ideas Más. Tengo para recordarle que esta figura fue utilizada en la Corporación Aeropuerto de Palestina desde el año 1992, y fue a través de ese comité por donde se manejaron multimillonarios recursos sin ningún tipo de control, tal y como lo pretenden hacer en esta ocasión. Y lo traigo a colación porque Usted, doctor Bernardo, en calidad de gerente de esa Corporación, fungió como secretario del citado comité y sabe la ligereza con la que se manejaron los recursos. Sabe además su origen y las funestas consecuencias que la falta de rigurosidad legal en las múltiples contrataciones que se hicieron en su momento por fuera de la ley 80, le trajeron al proyecto. ¿Queremos repetir estos errores del pasado? ¿Es Usted consciente del peligro al que está exponiendo los recursos de la ciudad, al prestarse para que la mafia que nos gobierna pueda hacer y deshacer con ellos sin temor alguno a consecuencias jurídicas? ¿Será justo con Manizales que siempre lo ha ponderado, que Usted le pague de esta manera?

Doctor Bernardo: la administración Marín ha logrado silenciar muchos medios de comunicación y tal vez por ello no alcanza a percibir el disgusto de la ciudadanía. Pero este silencio no es más que una bomba de tiempo que acumula represión y angustia, y no creo que Usted quiera ser su detonante. 

Y una última reflexión: si no hubiera sido Usted el ungido por el alcalde verde para enriquecerse con su participación en Ideas Más y, de paso, abrirles el camino a la corrupción y la libertad contractual, ¿cómo hubieran reaccionado sus amigos censores? ¿Acaso el silencio gremial es premeditado y persiguen son estos privilegios?

Respetuosamente,

JORGE ENRIQUE PAVA QUICENO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: