La bodeguita verde

POR: JORGE ENRIQUE PAVA QUICENO

La bodeguita verde es un grupo de perfiles (muchos de ellos falsos), desde donde desarrolla la estrategia de comunicación el alcalde verde. En la campaña de 2019 las redes sociales constituyeron una gran fuerza mediática que multiplicaba información y, sobre todo, desinformación, para resaltar lo que supuestamente hacía bueno el candidato y vilipendiar, constreñir y desprestigiar a sus oponentes.  Fue una práctica que funcionó a la perfección y ayudó a que se convirtiera en el alcalde más votado de la historia de Manizales. Esa estrategia de comunicación y desinformación fue coincidente en Bogotá, Medellín y Cali, pudiéndose concluir que es una estrategia del partido verde que mueve sensibilidades y logra ocultar lo verdaderamente importante: la incapacidad del candidato, la falta de preparación administrativa y las inmensas debilidades personales y hasta siquiátricas.

Pues bien: este sistema, cuyos resultados saltan a la vista, ha quedado al descubierto y, al menos en Manizales, lo han seguido utilizando para mostrar un aparente apoyo masivo al alcalde, cuando el sentir del pueblo es realmente de desesperanza, sinsabor, desaprobación y repudio. De rechazo a las prácticas corruptas entronizadas desde la cabeza de la administración, hasta los institutos descentralizados, pasando por importantes actores importados y puestos al servicio de una causa mafiosa que no tiene reatos ni mide consecuencias.

Pero, no contentos con ello, utilizan estos mismos perfiles para amenazar, injuriar, calumniar y tratar de afectar no solo a los actores que, como el suscrito, damos la cara, presentamos argumentos, pruebas y documentos, sino afectar además a familiares y amigos que nada tiene que ver en el asunto. Son estrategias de personas sin escrúpulos, sin valentía, sin cojones; son prácticas delictivas que se amparan en el anonimato porque se saben débiles, sin argumentos y sin razones; son estrategas cuasi terroristas que atacan a sus opositores inermes, sabiéndose ellos resguardados por carros blindados, escoltas y protección estatal. Es una guerra desigual que enfrenta la razón, las pruebas y la verdad, contra las mafias del poder, la cobardía y la perversión que utiliza los medios mas ruines y bajos. 

Pero bueno… ante tanta lucha e insistencia para frenar la corrupción de esta administración municipal, desde Bogotá enviaron un grupo especializado del área anticorrupción de la Dijin, Policía Judicial, para que adelante las investigaciones pertinentes en algunos casos que se han denunciado y que tendían a morir por la complicidad de los órganos de control y de justicia locales. Es un primer avance en esta lucha solitaria pero constante y, seguramente, será el inicio de un control efectivo a tanto descaro, cinismo y desafuero cometidos por esta administración.

Por otro lado, de obtener resultados próximos, deberían investigar también a esos órganos de control y de justicia que guardan silencio cómplice con estos comportamientos aberrantes. La Contraloría, Procuraduría, Fiscalía y Personería en Manizales se han convertido en unas oficinas inoperantes, inactivas, conniventes y cómplices con los actos de la administración. La Contraloría, único ente que algo se mueve, actúa ante las denuncias para terminar, indefectiblemente, dándoles traslado a la Procuraduría para que investigue, y  allí duermen el sueño de los justos; y a la Fiscalía, para que allí sean cobijadas con un silencio fúnebre que termina dándole patente de corso a los corruptos. Y de la Personería, ni hablar: ha perdido todo el sentido por su inoperancia, lentitud e indolencia, amén de blindar la información y protegerla del escrutinio de la comunidad, en beneficio de la administración. Es decir, los órganos de control y de justicia protegiendo a su nominador y dejando que nuestras arcas se vacíen para terminar llorando sobre la leche derramada.

Debo sí destacar el papel de la Policía Nacional que ha estado disponible para auxiliar y prevenir hechos lamentables. Aunque me asalta una preocupación: después de que el gobierno municipal se enteró de mis denuncias ante la Fiscalía General de la Nación, los improperios, malos tratos, injurias, calumnias, vejámenes y amenazas han disminuido considerablemente lo que me lleva a preguntar: ¿si es posible que desde allí puedan frenar esa bodeguita verde, no lo es también que desde allí hubiera sido activada? ¡Es evidente!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: