Revocatoria y justicia

POR: JORGE ENRIQUE PAVA QUICENO

Lo que empezó como un movimiento aislado de unos ciudadanos pro revocatoria del mandato de Carlos Mario Marín Correa, concentrado en el movimiento “De pie por Manizales”, ha venido tomando inusitada fuerza sin siquiera empezar el trabajo público en la comunidad manizaleña. Cada día son más frecuentes las manifestaciones de apoyo a la iniciativa y las preguntas sobre como hacer para vincularse a esa intención. Es la demostración de que el pueblo que fue engañado en las elecciones pasadas, hoy quiere zafarse de este yugo autoimpuesto cuando cayó en las redes de una mafia que se tomó el poder administrativo, burocrático, presupuestal y político de la ciudad.

Y aunque he sido enemigo de la revocatoria (y así lo he dejado plasmado en diferentes medios), el destape continuo de aberraciones, actos de corrupción, descaros, cinismo y delitos cometidos hasta el último día del año 2020 por la administración Espejo-Marín, me llevan a reconsiderar esa posición y a apoyar abiertamente la iniciativa. ¡Claro que firmaré la intención de revocar esta mafia! ¡Claro que votaré SÍ a la revocatoria! ¡Claro que haré todo lo posible para que Manizales se libere de este grupo delincuencial que viene saqueando nuestras grandes fortalezas! ¡Claro que colaboraré para desterrar tanta ignominia y tanta corrupción! Y no caeré en esa trampa que quiere montar Carlos Mario, al decir que los costos de una nueva elección saldrán del presupuesto municipal. ¡Falso, como todo lo de él! Los dineros electorales salen del presupuesto nacional y no afectan los recursos del municipio.

Pero además quiero hacer la siguiente propuesta: paralelamente con la recolección de firmas para la revocatoria del alcalde, suscribir la siguiente solicitud:

“Señor: Presidente de la República, Dr. Iván Duque Márquez

Señores: Procurador General de la Nación, Contralor General de la República, Fiscal General de la Nación, Auditor General de la Nación.

Los abajo firmantes, habitantes de la ciudad de Manizales, en vista de que hemos comprobado con tristeza que los órganos de control y de justicia locales han permanecido inactivos, cómplices, conniventes y silenciosos ante las aberraciones cometidas por la administración del alcalde Carlos Mario Marín Correa y las denuncias interpuestas por diferentes ciudadanos y organizaciones civiles y gremiales,  nos permitimos solicitarles muy comedidamente se sirvan nombrar delegados especiales en nuestro municipio, para que avoquen las investigaciones por las denuncias interpuestas hasta la fecha, donde se han plasmado diferentes delitos, faltas disciplinarias y violaciones administrativas y no se ha obtenido absolución o condena por ningún ente judicial o de control.

Igualmente, solicitamos el envío inmediato de una vigilancia especial para evitar que los recursos humanos, contractuales, económicos y administrativos del Estado, se direccionen para la defensa de la administración municipal que la sociedad pretende revocar, o se ejerzan presiones indebidas en contra de quienes libremente quieran expresar su voluntad en el evento democrático de la revocatoria, así como la garantía de que no se ejerzan represalias contra quienes denuncien ilícitos y que hasta ahora se han abstenido de hacerlo para defender sus espacios laborales o contractuales.

Atentamente,”.

Como se puede observar, la suscripción de la solicitud por miles de manizaleños tiene que trascender necesariamente las fronteras del municipio, y entraría a garantizar una libre expresión popular que, desde ya, ha empezado a ser mancillada, coartada, reprimida y perseguida por la administración municipal; igualmente trataremos de evitar que se utilicen los recursos públicos para su defensa, y generar una igualdad de condiciones entre las fuerzas en contienda.

De todas maneras, si logramos que los ojos del gobierno nacional y de los órganos de control                                                                                                                                                                                                                                                     y de justicia se posen en nuestra ciudad, todos vamos a salir ganadores, pues obtendremos lo que venimos clamando desde hace tiempo: justicia, procesos limpios, investigaciones objetivas y absoluciones o condenas prontas. Es decir, que pague quien tenga que pagar, y se destierre de una vez por todas de nuestra ciudad esta mafia que está carcomiendo nuestro presente y acabando con nuestro futuro. Así, con el proceso de revocatoria obtendríamos dos fines concretos: que el pueblo decida limpiamente, y esta vez con conocimiento de causa; y que la justicia vuelva a adquirir la majestad que sus representantes han tirado por la borda.                               

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: