¿Revocatoria?: ¡No!

POR: JORGE ENRIQUE PAVA QUICENO

Se viene mencionando con insistencia la posibilidad de que en Manizales se promueva la revocatoria del mandato del alcalde Carlos Mario Marín, y son muchas las voces que claman porque se empiece a trabajar en ello. Incluso, ya hay un candidato que está figurando en redes sociales como el primero en la contienda (y único, por ahora) con afiches y lema de campaña. 

Lo primero que hay que decir es que un mandatario puede ser revocado solo después de un año de su posesión, y cuando no falte menos de un año para finalizar su período constitucional. Es decir, lo que se haga por fuera de esos términos, no tendrá efecto ni legalidad alguna. 

Lo segundo es que, de llegar a proponerse esta iniciativa, el primero que se opondría sería el suscrito, por las siguientes razones:

El alcalde Carlos Mario Marín tiene un mandato legítimo, constitucionalmente válido, obtenido mediante mecanismos democráticos, con un volumen de votos arrollador y, por ende, digno del reconocimiento como primer mandatario. Él está en el cargo de alcalde de Manizales por voluntad popular mayoritaria, y mal haríamos en tratar de desfigurar ese mandato con argumentos políticos, que nos pondría en un escenario de campaña proselitista que a nadie le convendría. 

¿Que Carlos Mario ha sido prolífico en sus desaciertos y avaro en sus obras? ¡Es indiscutible! Pero, en este caso, el pueblo también merece ser castigado; merece sufrir por su irresponsabilidad; y merece someterse por un tiempo a este estilo extravagante que tiene saturada hasta a su bodeguita verde, y desconcertados a todos los ciudadanos. Ese pueblo merece sufrir un poco para ver si escarmienta y adquiere consciencia de que el derecho al voto no puede ejercerse con las vísceras, ni con el pesar, ni la lástima, ni por la conmoción por una lágrima, una alharaca, un clamor de rodillas, ni motivado por actos histriónicos con mucho de espectacularidad y nada de profundidad. Merece sufrir por irresponsable, desidioso e inconsciente.  

Si me llamaran a firmar una solicitud de revocatoria del alcalde Marín por no estar de acuerdo con su estilo, o con sus actuaciones circenses, o con su puerilidad, o con su inexperiencia, o con su megalomanía, o con su ignorancia de lo público, me negaría rotundamente. ¿Eso no fue precisamente lo que le sedujo a la mayoría victoriosa? ¿Eso no fue lo que expuso en campaña y lo que advertimos desde esta tribuna? Lo que hoy vemos fue lo que eligió el pueblo y hay que respetarlo, así no nos guste. Por eso soy enemigo de la revocatoria. 

Aún así, tenemos una sociedad ansiosa por detener esta debacle. Y por eso invito a quienes piensan fungir como promotores de esta iniciativa, a que más bien unamos todas las voces para exigirles a los órganos de control y de justicia que operen con prontitud. A que la Fiscalía asuma los procesos en contra del alcalde que allí cursan con total responsabilidad y que podamos tener resultados rápidos, pues lo que está en juego es una ciudad gallarda, hidalga y honorable que hoy se duele de sus gobernantes. A que la Contraloría asuma con visión profesional su trabajo y se de cuenta de que, por cumplirle a su nominador, están arriesgando los recursos de todos, y que su labor de fiscalización es de extrema importancia. Y a la Procuraduría que opere en derecho, adelante los procesos administrativos y disciplinarios como si el alcalde Marín no fuera el amigo del jefe mayor Carrillo, y se de cuenta de que su actitud laxa, cómplice, connivente y apática nos está conduciendo al desgano de la sociedad y a la pérdida de las instituciones. 

En resumen, invito a que, en lugar de tramitar la revocatoria, denunciemos los actos ilegales que  comete a diario esta administración, y nos convirtamos además en veedores de esos órganos de control y de justicia, exigiéndoles masivamente que fallen pronto y en derecho, para ver si podemos seguir avanzando en un desarrollo de ciudad que, lastimosamente, hoy se encuentra detenido y con peligro de retroceder. 

Y a todas estas: ¿por qué el silencio de los gremios ante una ciudad paralizada? ¿Obraron los contratos con la alcaldía?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: