¡Al César lo que es del César!

POR: JORGE ENRIQUE PAVA QUICENO

Al margen de todo lo que está pasando en nuestra ciudad que, además de vergonzoso es doloroso, por lo que representa para el espíritu de los manizaleños jóvenes que confiaron en un cambio de costumbres o, por lo menos, en una visión diferente de administrar lo público, hay aspectos de la nueva administración departamental que son dignos de encomio y que, así como denunciamos y criticamos las fechorías de los servidores públicos, también reconocemos los aciertos y ejecutorias cuando se presentan.

La gobernación de Caldas implementó los programas de adjudicación de viviendas rurales, en sitios apartados e históricamente olvidados por el Estado, para familias desplazadas, víctimas del conflicto armado o desastres naturales, familias en acción y red unidos, donde el beneficiario solo aporta el lote, la alcaldía del municipio correspondiente aporta la losa, y la gobernación, con el apoyo de Arme y Toptec, aportan el resto de la vivienda. Su construcción, por ser prefabricada o de estructura liviana, se demora ocho días, lo que representa una solución inmediata a las necesidades de las personas marginadas. Son viviendas dotadas de servicios de agua, energía y sistema séptico adecuado, y los lotes son soportados mediante escritura pública o certificado de sana posesión. 

Este programa está dirigido a la población rural dispersa cuyas condiciones lo ameriten, y entrará a hacer parte importante de la dignificación de la vida de familias enteras que por años han tenido que sufrir el abandono estatal. La primera de esas viviendas se entregó esta semana en la vereda Cartagena, del municipio de Palestina, con lo que se demuestra que sí es posible tener un Estado eficiente y solidario, a partir de iniciativas viables y concretas. Y que la empresa privada está dispuesta a hacer parte de la solución, siempre y cuando las cosas se manejen con sindéresis, transparencia y sensatez.

No acompañamos en su campaña al actual gobernador, Luis Carlos Velásquez, ni hicimos parte de sus aspiraciones. Pero no por eso podemos ocultar que su gobierno ha sido pausado, serio, asertivo y dotado de la humildad para reconocer debilidades y explotar fortalezas; como tampoco podemos ocultar que se supo rodear de un gabinete aplomado, estructurado y conocedor de sus temas, lo que representa una carta de garantía para los caldenses, pues estamos lejos de la improvisación o el arrebato desbordado para actuar. Y ya vemos resultados concretos y dignos de reconocimiento. ¡Al César lo que es del César!

Lastimosamente lo que resaltamos en el gobierno departamental, lo tenemos que abominar en el municipal. ¡Cómo quisiéramos no tener que ahondar más en temas tan espinosos y degradantes! ¡Cómo quisiéramos que Carlos Mario no estuviera rodeado de tanta maldad, egoísmo, soberbia y ambición! ¡Cómo quisiéramos que Manizales no sufriera en su desarrollo por culpa de la corrupción de unos pocos! Pero eso es lo que tenemos para bien; y contra lo que debemos luchar si queremos una ciudad viable, pujante y promisoria. 

-o-

Lastimosamente en medio del lodo que han derramado en la Alcaldía de Manizales, en donde seguramente terminará sumergido el propio alcalde Carlos Mario, existe una víctima que está asumiendo las consecuencias de una manera vil e injusta. Se trata de la firma AM Copiano, empresa que tiene todos los pergaminos para ofrecer servicios de altísima calidad y que en su trayectoria ha demostrado conocimiento, infraestructura, profesionalismo y excelencia. Y digo que es víctima, porque resultó enredada en la maraña tendida entre Telecafé y la Alcaldía de Manizales para disimular actos bochornosos, y pagará con su sacrificio en algo que se sale de su resorte. Porque una cosa es ofrecer los servicios con capacidad y probidad, y otra, muy distinta, es que quien adquiere esos servicios incurra en comportamientos dolosos, reprochables y censurables. El oferente de los servicios nada tiene que ver con los negocios del adquiriente, y es realmente injusto que aquel salga perjudicado por la falta de escrúpulos de terceros. ¡Solo a eso conduce la violación de las leyes y la evasión de los controles! ¡Eh aquí la primera víctima! ¿Quién sigue?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: